En Julio de 1992 el Grupo Torrecid constituye su filial en México, la primera en América, dando continuidad a su estrategia de generar ventajas competitivas en el sector cerámico, con una mentalidad global pero con servicio local.