El principal objetivo del proyecto CERAMGLASS es el desarrollo y la puesta a punto de un prototipo de horno asistido por láser para la cocción de piezas cerámicas, buscando a su vez la mejora de las propiedades superficiales y mecánicas de los materiales procesados. Asimismo, cabe destacar que se prevén una serie de ventajas medioambientales relacionadas con el ahorro de energía y la reducción de emisiones de CO2.

Este proyecto, en el que también participan varios centros del CSIC, ha sido aprobado por el programa de la Unión Europea LIFE+ que es el único instrumento financiero de la Unión Europea dedicado, de forma exclusiva, al apoyo de proyectos para la conservación del medio ambiente y el desarrollo sostenible.